¿Cómo alimentar a los roedores?

A la hora de elegir nuestro animal de compañía, los roedores también son una opción ya que son animales más pequeños que los gatos o perros, que no demandan tanta atención, pero a la hora de tener uno debemos saber cómo alimentarlos para que tengan una mejor calidad de vida.

A continuación, te contamos  la dieta de algunas de estas especies:

Hámsters

– Deben tener comida y agua disponible todo el día.

-La dieta debe incluir mezcla de semillas para hámsters y una pequeña cantidad de verduras frescas, heno, alfalfa en rama, cubitos o pellets y bloques minerales.

Cobayos

– Cuando planifiquemos las comidas de nuestros cobayos, debemos tener en cuenta que tienen que estar basadas en alimentos altos en vitamina C, ya que no son capaces de sintetizarla por sí mismos.

– Suelen comer cierto tipo de verduras y frutas, por ejemplo: pimiento rojo, pimiento verde, tomate, fresas, cerezas (es importante sacarles el carozo o cabos ), coles de bruselas, verduras de hoja verde (acelgas, espinacas, grelos, etc.), manzana, durazno, ciruela, melón o sandía también le pueden gustar.

– Deben tener agua fresca en un bebedero, siempre limpia y disponible.

– El heno es imprescindible. Ayuda a desgastar los dientes, que siempre están en crecimiento y aporta la fibra necesaria para la digestión. Ésto es importante ya que hacen la digestión ingiriendo nuevos alimentos que van empujando al resto.

– Además, hay muchas otras verduras que le pueden gustar, como zanahoria, apio y arvejas.

Chinchillas

– La dieta de estos animales es importante, ya que la mayoría de enfermedades que tienen son debidas a una alimentación desequilibrada.

– Las chinchillas son animales únicamente herbívoros y no granívoros;  es decir, que no comen granos ni semillas, por lo que su alimentación se basa principalmente en 3 componentes con sus correspondientes porcentajes: 75% de heno, 20% de pienso (pellets) y mixturas de alimentos y 5% de verduras y frutas.

– Hay que tener en cuenta que el aparato digestivo de estos roedores es muy delicado, por lo que si tenemos que introducirles un nuevo alimento en su dieta, habrá que hacerlo de poco a poco para que se acostumbren adecuadamente.

– Deben tener agua fresca las 24 horas del día.

– El heno supone el alimento base para estos roedores, debido a que se compone principalmente de fibra y celulosa.

– El pienso o los pellets son también un elemento principal para la alimentación de las chinchillas. Lo más importante es que el pienso sea el adecuado para estos roedores  y no sea para otros animales como hámsters o cobayos.

– También consumen frutas y verduras como las hojas de zanahoria, las de escarola, la rúcula, las acelgas, los canónigos, las espinacas, etc. Y en cuanto a las frutas la más recomendada es la manzana.

Conejos

– Además deben tener agua limpia y fresca siempre a disposición.

– Suelen comer verduras tales como: acelga, espinaca, apio, lechuga, escarola, hojas de coliflor, césped, brócoli, zanahoria, remolacha, nabo, judías verdes, endibias, albahaca, alfalfa, diente de león, tomate, trébol, pepino, alcachofa, menta, perejil, guisantes, eneldo, cilantro, rábanos y berros.

-También pueden consumir frutas como: banana, manzana, naranja, melón con cáscara, mandarina, pera, kiwi, mango, ananá con cáscara, frutillas y melón con cáscara.

– Es fundamental que se alimenten con heno, ya que le aporta las fibras necesarias, le ayuda a tener una digestión saludable y favorece el desgaste de sus dientes.

Conclusión

Recordá que el agua siempre debe ser fresca para evitar que se acumulen bacterias.

Para saber qué otros alimentos pueden consumir, podés consultarle a tu veterinario de confianza.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *