¿Cómo cuidar a tu perro del frío?

Hay mucha gente que piensa que los perros, especialmente los peludos, no pasan frío. Sin embargo, es una creencia errónea. Ellos también necesitan algún que otro cuidado para sobrellevar mejor el frío y el invierno. Por eso, desde el equipo de Natural Life queremos darte algunos consejos:

Considerar el uso de la indumentaria canina 

La indumentaria para perros ayuda a mantener su cuerpo caliente, sobre todo en perros pequeños o con poco pelo, que son más propensos a sufrir más con las bajas temperaturas. Es importarte también asegurarse que le quede cómoda: la prenda debe ajustarse a la talla del perro, es decir, no debe ser ni muy grande ni muy pequeña.

Evitá cortarle el pelo durante el invierno

Su pelaje es su mejor aliado en la lucha contra el frío, y aunque te parezca que tiene demasiado, sólo debés cortarlo a partir de la primavera. Pensá que para tu perro su pelo es parecido a lo que es un abrigo para vos, eso sí cuidá su pelaje peinándolo periódicamente para evitar los nudos.

Una cucha y una camita para tu mejor amigo

Si no querés o no podés tenerlo todo el día dentro de casa, es recomendable contar con una cucha apropiada para bajas temperaturas en el lugar exterior donde menos corra el viento o donde esté más resguardada. Si es posible, dejá que entre algunos ratos dentro de casa para evitar que esté expuesto continuamente al frío, sobre todo si llueve o hay mucho viento.

También es recomendable que tu mejor amigo cuente con su camita o colchoneta, ya que éstas lo separan del frío del suelo. Además, en los meses de frío a los perros les encanta hacerse un ovillo sobre una cama que les proporciona calor y recogimiento.

Tanto dentro como fuera de casa, dejale una manta a su alcance, en el suelo o lugar de descanso para que él mismo se tape con ella o simplemente se acueste encima. Ellos mismos buscarán también alguna fuente de calor en casa, como estufas o chimeneas.

¿Cómo mantener la cucha calentita?

Para lograr una mayor protección contra el frío, podés escoger una cucha que tenga la puerta hacia un lado, o si tiene la puerta en el medio, asegurate de colocarla en un lugar resguardado del viento. Considerá también que cuente un techo en declive, ya que permite que el agua circule y se escurra mejor, evitando así que se pueda filtrar al interior.

La alimentación de tu mascota

La alimentación también es importante durante los meses de frío. Que tu perro coma bien y regularmente le ayudará a conservar la energía y el calor necesarios durante el invierno. El aumento de comida solo es necesario para perros que estén más tiempo en el exterior que en el interior de la casa y para aquellos que realicen más actividad física.

Encontrá todo lo que necesitás para el cuidado de tu mascota en invierno Aquí