Qué hacer cuando nuestro perro vomita

El vómito en animales y específicamente en nuestro perro, puede deberse a múltiples causas. Aunque no sea una situación agradable, no debe alarmarnos ya que no es una cuestión poco común en nuestras mascotas.

En primer lugar, debemos distinguir la diferencia entre vómito y regurgitación. Aunque sus mecanismos son similares lo que los induce pueden ser causas muy diferentes.

Cuando tu perro vomita, expulsa forzadamente lo que hay en su estómago y por eso podrás distinguir que tiene náuseas y arcadas. Además, previamente, notarás cambios en su actitud, se pondrá inquieto y empezará a tragar saliva con más frecuencia.

Por el contrario, cuando regurgita, elimina sin esfuerzo lo que quedo sin digerir en su esófago.

Lo más importante es no desesperarse y observar cuales son las causas que pueden haber provocado el malestar en nuestro amigo peludo:

  • A veces nuestros perros ingieren pasto o cosas que no deben de la basura (aspecto peligroso porque si ingiere un hueso se puede obstruir el mismo). El vómito en este caso es un mecanismo de defensa en donde expulsa aquello que no puede digerir. Siempre debemos evitar que nuestro perro acceda a la basura.
  • Puede darse cuando juega inmediatamente luego de haber comido.
  • Cuando transcurre un periodo largo de tiempo sin alimentarse, el vómito puede ser espumoso y amarillento.
  • Una alergia o intolerancia alimentaria.

Como vimos, son múltiples las causas y hasta no saber con exactitud qué lo provoca no debemos darle nada.  Debemos asistir a nuestro veterinario de confianza, para que examine a nuestra mascota y nos de pautas sobre que debemos hacer.

Como prevención podés ver en nuestra página cuales son los alimentos que se adecúan a sus necesidades y tener al día las desparasitaciones de rutina como sus vacunas en nuestros consultorios veterinarios.