Enfermedad parasitaria en perros : Leishmaniasis

Es una enfermedad parasitaria grave, crónica y que no tiene cura en el perro. Es causada por un parásito (protozoo microscópico) y puede ser terminal si no se diagnostica a tiempo. Además, es una zoonosis, enfermedad que se transmite de los animales al hombre.

Los síntomas de la leishmaniosis canina no son siempre evidentes, pero los signos de alarma habituales son:

  • Caída del pelo (sobre todo alrededor de los ojos)
  • Pérdida de peso
  • Úlceras en la piel
  • Crecimiento anormal de las uñas

Los órganos internos también pueden quedar afectados y, en algunos casos, causa: anemia, artritis y una enfermedad renal grave.

¿Qué son los flebótomos? 

Son insectos parecidos a los mosquitos, aunque mucho más pequeños. El flebótomo hembra es el único que transmite la enfermedad. Cuando pica a un portador, este insecto se infecta con el parásito que desarrolla un ciclo que puede durar entre 4 y 25 días.

Los perros son especialmente vulnerables a la picadura de los flebótomos en las horas del día en que son más activos, ésto es desde el atardecer hasta el amanecer.

La leishmaniosis canina es asintomática en más del 80 % de los casos. Sin embargo, no sólo los perros que presentan signos clínicos pueden propagar la enfermedad. Los perros asintomáticos infectan entre un 10 y un 80 % de los flebótomos que los pican.

Entonces, prevenir la infección para así controlar la propagación resulta vital tanto para la salud de las personas como las de los perros.

Los insecticidas tópicos de larga duración aplicados a los perros, que viven en zonas endémicas o viajan a éstas, deben usarse de forma continua, durante todo el período de riesgo de exposición potencial a los flebótomos o de actividad de estos insectos.

Leishmania en seres humanos

Las leishmaniasis en el hombre se consideran enfermedades reemergentes y un problema creciente de salud pública en el mundo, debido al aumento de la cantidad de afectados como consecuencia de la mayor exposición de las personas a los vectores de la enfermedad. Esta mayor exposición a los vectores se produce en el caso de las leishmaniasis cutáneas en América por cambios en las condiciones del ambiente, como ser la deforestación y los cambios climáticos.

Los reservorios de las Leishmania son diferentes según la región y la especie. En América el reservorio principal de la leishmaniasis visceral urbana es el perro doméstico infectado (tenga o no síntomas).

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *