Razones para amar aún más a tu perro

La convivencia con tu perro genera una complicidad y un amor inquebrantables. Ellos nos dan mucho, y a cambio no piden demasiado, sólo necesitan nuestra compañía, cuidado y un poco de cariño. Pero más allá de los rasgos tan característicos de tu mejor amigo, hay ciertas cosas que tal vez no sabías de los caninos que van a hacer que lo ames aún más.

1 – Tu perro te extraña cuando no estás

No es necesario ser un experto en comportamiento perruno para saber que te extraña, se altera y sufre cuando no estás por mucho tiempo en contacto con él. Trabajos científicos realizados en Estados Unidos, comprobaron que las mascotas son capaces de aprender los hábitos y hasta recordar con precisión los horarios de tus actividades. Es por ello que, cuando demoras en el regreso a casa, tu perro se pone nervioso.

Lo mismo sucede con los horarios de comida y hasta del baño de los integrantes de una casa. La mascota, como uno más de la familia, sabe más de tus hábitos de lo que creías.
Sin dudas la primera pregunta que nos hacemos cuando nos vamos de casa es: ¿qué hacer para que mi perro no me extrañe tanto?. Nuestros perros aman nuestro olor. Una gran idea es dejarle algo que le recuerde a vos. Puede ser una remera tuya que ya esté viejita y así tu olor le dará mayor seguridad.

2 – Se apegan aún más cuando más lo necesitás

Tu amigo conoce muy bien tus estados de ánimo. Cuando una persona está triste, el cuerpo humano despide un olor distinto del que emana cuando se encuentra alegre y esto es detectado por su nariz, que es hasta 100.000 veces más aguda que la nuestra. También, los estados de ánimo se reflejan en el ritmo cardíaco cuyo sonido puede ser percibido gracias a sus oídos.

Y lo mejor que tiene tu perro es sin dudas la fidelidad: tu perro sabe cuándo estás triste, por eso, cuando peor te sientas, más junto a vos estará para protegerte y devolverte el amor que le das.

3 – Tienen una inteligencia comparable a la de un niño

Los expertos estadounidenses determinaron que los perros son capaces de recordar y comprender entre 250 y 300 palabras, lo cual es comparable a la inteligencia media de un niño de 2 años.
Por eso, es muy importante dirigirse a las mascotas con frases cortas y palabras que le sean conocidas. Cuando se les habla mucho, eso los estresa y se ponen nerviosos.

4 – “La edad del pavo” en los perros

Es sabido que desde el comienzo de la pubertad hasta los 18 ó 19 años el ser humano experimenta lo que se denomina “la edad del pavo”, la cual se caracteriza por una conducta un tanto compleja debido a los cambios hormonales que lo afectan.

Esto mismo sucede con tu amigo canino, pero entre los 10 meses y el año y medio de vida. Es en esa etapa que la mascota pasa de cachorro a adulto y esto se nota en su comportamiento. Por eso es que el cachorro “grande” se pone un tanto pavote y demasiado juguetón, lo que hace quererlos más.

5 – Olfato y oído extraordinarios para conocerte mejor

No hace falta recordar los extraordinarios sentidos del olfato y del oído de los perros. Estas cualidades extraordinarias están al servicio de su amo: no sólo lo protege de extraños, sino también de posibles problemas de salud física y mental.

Por eso, debes protegerlo de los malos olores y de los ruidos extremos. Cuidar la limpieza de tu casa, no usar desinfectantes muy potentes en las zonas que tu perro más frecuenta y prestar atención a las reacciones que le generan los nuevos productos de higiene y cosmética que ingreses al hogar. Se cuidadoso con la generación de ruidos y sonidos: la música muy alta, el uso de pirotecnia y hasta los gritos, afectan y mucho a tu compañero peludo.

Y como siempre, ante cualquier duda sobre la salud de tu amigo perruno consultá a tu veterinario de confianza de Natural Life.